Comer en la Estación Espacial Internacional es distinto, pero variado: de los brownies a la termoestabilización

0

Comer en el espacio

El mantenimiento en el espacio exterior es complejo en general: tenemos anoxia, radiaciones, ingravidez y otras condiciones que son tan distintas en la Tierra, cobijados bajo nuestra atmósfera. Nada se hace allí arriba como en tierra firme y comer no es una excepción, y hablando de misiones largas, ¿cómo se lo apañan para comer en la Estación Espacial Internacional?

De la comida de astronautas hablamos un poco al mencionar las aportaciones de la investigación y la ingeniería espacial a productos del día a día o de un usuario algo más estándar que un viajero del cosmos. Desde las misiones Apollo la NASA aplica tratamientos a la comida para que se conserve y que mantenga los nutrientes como la deshidratación, pero la cosa se complica cuando las estancias se prolongan en meses como ocurre en el caso de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Antes del “ñam”, a reacondicionar

Eliminar el agua de los alimentos es prolongar su durabilidad al dejar a los microorganismos sin uno de sus sustentos básicos. Pero además de la deshidratación, la NASA investigó en el momento de las Apollo hasta dar con la desecación en frío de los alimentos, obteniendo comida que pesaba un 80% menos conservando el 98% de sus nutrientes para sus menús.

Esa 02

Pero esto no implicaba que hubiese un menú poco variado; si hace más de 30 años comían cubos de bacon, coco o sándwich de pollo, en la ISS no van a ser menos. Desde la cuenta oficial de Twitter de la Agencia Espacial Europea (ESA) no especifican, pero sí nos cuentan que se incluyen cientos de alimentos y productos (según la JAXA, unos 300) clasificados en snacks, platos principales, fruta, bebida, pan y dulces.

Sopa Arroz Japon Sopa de miso y arroz japonés (por si no se notaba). (Fuente: JAXA)

Hay de hecho hasta condimentos como especias, sal o salsas, si bien éstos estarán siempre en formato líquido como especifica la NASA, y existen alimentos que se consumen tal cual, como los brownies. De hecho en cuanto a cómo llega esta comida a la ISS (o cómo la reacondicionan), actualmente existen cuatro tipos de formato:

  • Rehidratación: se añade líquido al alimento por una válvula para reconstituirlo.
  • Termoestabilización: son alimentos calentados previo a su envasado en latas o bolsas.
  • Bebidas: llegan en polvo y se les añade líquido.
  • Naturales: no todo se trata, y en ocasiones llegan alimentos en estado natural, pero se han de consumir en cuanto llegan.

Esa 01

Menu Diferentes formatos de comida y utensilios. (Fuente: JAXA)

Lo que matizan es que, si bien los astronautas pueden elegir según sus gustos, obviamente aquí no existe la posibilidad de pedir comida para llevar, al menos no tal cual en la superficie terrestre. La comida llega en las naves que visitan la ISS, y es fabricada principalmente en Estados Unidos y Rusia, y ruso es también el emplazamiento de la ISS específico para poner a punto esa comida, dado que la zona de preparación está en el módulo Zvezda.

Platos de sopa, arroz y hasta chocolate, pero no todo vale

Eso sí, por mucho que mejoren los procesos de conservación y los sabores, no todo vale en el espacio. Quizás recordéis la escena de ‘Los Simpsons’ en la que Homer llega a ser astronauta y pone perdida la estancia de patatas fritas (entre otras cosas), y ésa es una simpática manera de poner en manifiesto que la comida en determinado formato puede ser incluso un riesgo.

Esa 03

Sobre esto advierten que las bebidas gaseosas no son aptas, dado que por la ingravidez no hay una separación de las burbujas del gas del líquido en el estómago, como tampoco lo son las migas (por posible contaminación, etc.). Otras consideraciones son más con respecto a lo que la comida implica como carga, de ahí que se prescinda de productos y paquetes pesados, calculando un peso medio de 4 kilogramos por persona y ración.

Es bueno saber que los avances en el tratamiento de alimentos permiten que los astronautas no dependan sólo de comida deshidratada y que no renuncien del todo a sus cualidades organolépticas (que no sea elegir entre conservación y sabor o texturas). Y también es algo irónico que aquí, en tierra firme, teniendo todo a nuestro alcance y productos frescos a diario, a veces optemos por productos que se basan en la reconstitución de polvos como Soylent, que ni siquiera está obligado a pasar por controles de calidad.

Imagen | Space.com
En Xataka | El entrenamiento para ser astronauta: cuando has de prepararte ocho años para un viaje (espacial) de 14 días

También te recomendamos

El entrenamiento para ser astronauta: cuando has de prepararte ocho años para un viaje (espacial) de 14 días

Una nueva imagen del traje espacial de SpaceX nos muestra esa mezcla de funcionalidad y estética que busca Elon Musk

5 peinados con pelo rizado inspiradores


La noticia Comer en la Estación Espacial Internacional es distinto, pero variado: de los brownies a la termoestabilización fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .


Xataka

Compartir.

Publicar un comentario

Ir a la barra de herramientas